Home / Turismo de salud y bienestar / Experiencias/ Amomoxtli | Un paraíso holístico y para la relajación total en Tepoztlán
La disponibilidad y horarios de los destinos y recintos aquí publicados, puede variar debido a la contingencia sanitaria. Asegúrate de consultar sus páginas oficiales previo a tu visita.

Amomoxtli | Un paraíso holístico y para la relajación total en Tepoztlán

 

A veces olvidamos lo importante que es que reconectemos con nosotros mismos y con todo lo que nos rodea, estamos tan inmersos en nuestras tareas diarias, el ir y venir de la vida misma, que la rutina hace que dejemos de prestar atención a cómo nos sentimos y lo que nuestro cuerpo pide a gritos es descanso.

 

Es por eso que esta vez queremos recomendarte un lugar que su principal atractivo es precisamente la paz y la tranquilidad, para que encuentres esa armonía perdida, ya sea que te des una escapada con tu pareja, con tus amigos o que decidas venir solo para encontrarte contigo mismo y recobrar la inspiración. 

A tan solo 1 hora de la Ciudad de México, ubicado en las faldas del cerro del Tepozteco, se encuentra este paraíso escondido, un hotel boutique rodeado de las majestuosas montañas y de exuberante vegetación con árboles milenarios como los ahuehuetes y amates, que le dan ese ambiente tan místico. Desde que llegas te recibe un camino empedrado y se va abriendo ante ti este maravilloso edén. 

 

Más que un hotel, lo llamaríamos un refugio perfecto donde podrás comenzar el día con una clase de yoga en el jardín principal o con una meditación, para después tomar un delicioso desayuno en su restaurante “Mesa de Origen”, en donde para iniciar, te ofrecen fruta fresca de temporada, pan dulce calentito y un buen café. 

Cabe mencionar que su cocina usa productos 100% de la región, así podrás probar antojitos como el especial de cecina, los famosos itacates, pero también platillos creados, recuperando las recetas tradicionales del pueblo como pollo con mole, risotto de hongos, tacos de jamaica, etc. Su menú es cambiante dado que está basado en productos de temporada y ofrece desayunos, comidas y cenas. Te recomendamos probar las deliciosas pizzas al horno de leña, en especial la de flor de calabaza.

El protagonista principal es la alberca, que tiene la mejor vista de las montañas del valle, con un diseño diferente, de agua templada y con dos tinas de hidromasaje para que te relajes viendo ese maravilloso paisaje; alrededor hay tumbonas muy cómodas, unas dentro de la alberca para disfrutar de broncearte con una bebida en su pool bar y snacks que te ofrecen en esa área, mientras escuchas los sonidos de la naturaleza y sientes el aire fresco, cumpliendo la promesa que el lugar te ofrece de relajación total.

Definitivamente, Amomoxtli es una experiencia holística que conecta con todos tus sentidos a través de la naturaleza, si lo prefieres puedes disfrutar de sus tratamientos especiales en su SPA, el cual recupera tradiciones ancestrales, usando ingredientes como plantas y aplicando la medicina herbolaria, además de contar con un temazcal para hacer la experiencia más auténtica y cercana a la madre tierra. La ubicación del spa se siente como si estuvieras en medio de una jungla, donde pasas del jacuzzi al masaje.

También cuentan con ceremonias y rituales místicos en donde podrás tener la experiencia de recibir una limpia para armonizar tu energía y eliminar bloqueos. Te recomendamos el baño de Mayahuel que es un delicioso y muy relajante baño tibio con pulque, el cual gracias a sus propiedades naturales es excelente para hidratar la piel. 

 

Dentro del hotel encontrarás un menú de actividades que cambian según la temporada, pero que añaden este ingrediente de aprendizaje y conexión con la cultura local porque puedes aprender desde hacer pan de pueblo, participar en la recolección de plantas y flores para hacer infusiones, descubrir la magia de los instrumentos musicales o las propiedades curativas de los cuarzos, entre otras.

Con todo lo que ofrece el hotel, estamos seguros de que no querrás partir, imagina despertar cada mañana entre sábanas de algodón de 350 hilos y un edredón de pluma que parece una nube, abrir la puerta y ver un hermoso paisaje de las montañas. Todas las habitaciones son muy confortables y acogedoras con un diseño en colores neutros, es una combinación entre un estilo contemporáneo con elementos tradicionales, con texturas y formas orgánicas que hacen que tu estancia sea de mucha paz y relajación. La mayoría de las habitaciones cuentan con una sala exterior y una fogata, para que pases una noche muy romántica o simplemente te dejes llevar por tu imaginación contemplando el paisaje.

Así que no olvides visitar este lugar en tus próximas vacaciones o si planeas darte una escapada de la rutina de la ciudad, Amomoxtli es todo lo que buscas para reencontrar tu centro y reactivar tu energía.


Conoce más de este hotel aquí, donde podrás encontrar todos sus datos.

OTRAS EXPERIENCIAS, QUE PUEDEN SER DE TU INTERÉS