Home / Recreación acuática y parques / Experiencias/ Jardín Borda | Cuernavaca: Un histórico lugar rodeado de naturaleza, arte y cultura
La disponibilidad y horarios de los destinos y recintos aquí publicados, puede variar debido a la contingencia sanitaria. Asegúrate de consultar sus páginas oficiales previo a tu visita.

Jardín Borda | Cuernavaca: Un histórico lugar rodeado de naturaleza, arte y cultura

El Jardín Borda, es un icónico lugar ubicado en el corazón de Cuernavaca Morelos; fue mandado a construir en el siglo XVIII por Joseph Gouaux de Laborde Sánchez, mejor conocido como Don José de la Borda, un hombre hispano-francés dedicado a la minería que migró a la Nueva España y se hizo de una gran fortuna gracias a las minas mexicanas de Taxco y Zacatecas; incluso, fue considerado durante un tiempo como el hombre más rico de Nueva España, gracias a su voluptuoso patrimonio. 

Don José de la Borda tenía una gran fascinación por las obras arquitectónicas de gran plusvalía, siendo patrocinador de construcciones como el Templo de Santa Prisca de Taxco Guerrero y el Jardín Borda en Cuernavaca Morelos.

Las  obras patrocinadas por Don José de la Borda, reflejaban plena autenticidad y una belleza excepcional, logrando que todo aquel que pudiera apreciarlas, quedara completamente cautivado con cada detalle que las componía. 

El Jardín Borda, terminó por convertirse en una residencia de vacaciones, en donde los inquilinos podían dejar de lado la rutina y adentrarse en un mundo natural y maravilloso, rodeados de un hermoso lago, dos atractivas albercas, terrazas en diversos niveles, escalinatas, fuentes, rampas, juegos de agua estilo francés y la inigualable colección botánica de Don José, la cual se conformaba de árboles frutales, plantas de ornato, arbustos y hierbas como enredaderas, erectas, rastreras y amacolladas; así como también de plantas nativas como atoyaxocotl (ciruela), cacaloxitl o flor de mayo, palma de abanico, clavellina, copal, chaya, tlilsapotl, pascualxochitl (noche buena), zompantle, tzompancuahuitl, cuajinicuitl, matarrata, cocoite, guaje, huacen, guamúchil, ahoacaquahutl (aguacate), amate prieto, guayabo, fresno, hoja santa, zapote borracho, ¡y mucho más! 

Otro de los atractivos del Jardín Borda, además de la asombrosa arquitectura y la colección botánica, era la fauna del lugar, la cual prevalece hasta el día de hoy, compuesta por diferentes especies: reptiles como lagartijas y mamíferos como ardillas, tlacuaches, ratones y murciélagos; aves clasificadas en especies residentes y migratorias, que embellecen el paisaje con sus cantos: tortolitas, pericos, búhos, golondrinas, patos, gansos, colibríes. Por otro lado, también hay peces y plantas acuáticas que habitan en el lago, acompañadas de gansos.

Don José de la Borda fue un hombre muy devoto, razón por la que en su lecho de muerte, mandó a construir la iglesia aledaña, el 30 de mayo de 1778.

Posterior a su muerte, el Jardín Borda se volvió uno de los lugares más populares y recreativos de aquellos tiempos. Con el paso de los años, recibió la visita de grandes personalidades de diversas épocas, como Maximiliano de Habsburgo y su esposa Carlota, Francisco I Madero, Emiliano Zapata, Sebastián Lerdo de Tejada, Francisco Leyva, Porfirio Díaz y Diego Rivera. Gracias a esto, el Jardín pudo adquirir mejoras y remodelaciones constantemente, tomando un papel icónico e histórico que ha trascendido a través del tiempo. 

Actualmente, el Jardín Borda conserva intacta su arquitectura estilo versallesco, mudéjar y barroco italiano; los jardines poseen un estilo propio francés del siglo XVIII  y se ha convertido en un atractivo turístico digno de admirar en cada visita a la ciudad de la eterna primavera.

El Jardín Bordan también es usado como centro cultural para realizar diversos eventos como exposiciones de pintura, escultura, artes plásticas, artesanías, fotografía, espectáculos de danza, teatro y conciertos. También cuenta con cursos y talleres de arte contemporáneo. Durante tu visita, podrás disfrutar de su gran variedad de servicios como; restaurante, librería, cafetería y tiendas de artesanías. 

Si visitas Cuernavaca, ya sabes que el Jardín Borda ¡es una parada que no puede faltar en tu itinerario! Prepárate para transportarte a diversas épocas a través de sus pasillos históricos y jardines mágicos que harán que quieras volver una y otra vez.

 

  • Ubicación: Av. Morelos No. 271, Centro, Cuernavaca, Morelos.

OTRAS EXPERIENCIAS, QUE PUEDEN SER DE TU INTERÉS