Home / Destinos / Experiencias/ Recorriendo la calle de Comonfort en el Centro Histórico de Cuernavaca
La disponibilidad y horarios de los destinos y recintos aquí publicados, puede variar debido a la contingencia sanitaria. Asegúrate de consultar sus páginas oficiales previo a tu visita.

Recorriendo la calle de Comonfort en el Centro Histórico de Cuernavaca

Más de 6 lugares qué conocer en una sola calle

 

La calle de comonfort está en medio de una zona donde el arte se respira por todas partes, se ubica perpendicularmente frente a la Catedral de Cuernavaca, rodeada de pintorescos cafés y restaurantes con terrazas, pintores exponiendo su obra o artesanos vendiendo sus piezas; paralela a comonfort, está la calle llamada “El callejón del arte” o calle Juan Ruíz de Alarcón; y muy cerca de ahí, se encuentra el Jardín Borda. 

 

En esta famosa calle que en los fines de semana se convierte en “El callejón del libro”, se coloca un bazar de libros nuevos y usados, además de objetos antiguos, artesanías, materiales didácticos, etc. Aquí podrás encontrar todo tipo de títulos, tanto bestseller, nuevos lanzamientos hasta aquel libro que dabas por perdido, por lo que vale la pena  venir un domingo con tiempo para echarse un clavado a buscar el próximo libro que te vas a llevar.

Si entras por la calle de Miguel Hidalgo, como primer lugar para conocer, te encontrarás con el Museo La Casona Spencer, que es un espacio dedicado a la cultura en todas sus manifestaciones. Aquí la cartelera varía dependiendo de los eventos que se organicen, ya que cuenta con varios espacios para exposiciones de pintura, fotografía, escultura, foros para presentaciones teatrales, danza y pequeños conciertos; también puedes encontrar talleres, conferencias y conversatorios.

En contra esquina está un lugar llamado JÜGO, aquí podrás disfrutar de una buena pizza, jugos, crepas, cafés y lo mejor que tiene una terraza con una muy buena vista hacia la catedral

A unos cuantos pasos de este lugar, te toparás con una heladería muy peculiar llamada Heladería 1800, la cual  se describe con helados con sabores gourmet y artesanales 100% naturales. El lugar es sencillo y acogedor, pero lo realmente interesante son los sabores de los helados, como mezcal, chilate, helado de carbón activado con vainilla, limón con chía, elote con canela, etc. Incluso tienen helados especiales para diabéticos. Cada temporada sacan un nuevo sabor, así que puede que no siempre encuentres los mismos. Vale la pena probar y tener la experiencia, que a decir de los visitantes, siempre sales con una sonrisa en la cara. 

Justo a lado de esta heladería, está la Escuela Activa de Fotografía de Cuernavaca, un lugar exclusivo para aquellos amantes de este arte que se quieren preparar profesionalmente.

Siguiendo por el recorrido de esta hermosa calle, casi enfrente de la escuela de fotografía, está “La Rana de La Casona”, una pequeña librería muy acogedora que cuenta con mesitas para tomar el cafecito y una gran colección de libros para que puedas tomarte tu tiempo para buscar aquel que tienes en mente, aquí se celebran también talleres y eventos pequeños como presentaciones de libros y conferencias. En la puerta te reciben con un mensaje de un buen libro y un buen café, por lo que anuncia lo que podrás encontrar, pero sobre todo es un lugar tranquilo para platicar, estudiar y disfrutar de tu libro favorito.

Otra de las joyas que verás en esta calle es un local llamado Recikla Discos Vintage, es un pequeño local lleno de tesoros para los amantes de la música en acetatos y CDs, además de que podrás encontrar antigüedades que para algunos siguen siendo valiosas piezas, como cámaras fotográficas o aparatos de reproducción de acetatos. Indudablemente, este es el lugar perfecto para hacerte de aquel disco que perdiste o si eres amante de las portadas impresas de los acetatos y un coleccionista de corazón.

 

Aunque la calle no es muy larga, en este espacio encontrarás varios restaurantes y bares, que dependiendo del antojo y hambre que tengas, podrás hacer tu elección. 

Uno de los que ya tienen mucha tradición es el restaurante “Los Campesinos”. Un lugar donde los precios son muy accesibles y el sabor muy bueno; los comensales asiduos a este lugar recomiendan los desayunos, ya que incluyen café, pan y fruta; aquí encontrarás principalmente comida casera, café, postres y cuentan también con opciones veganas y vegetarianas.

 

Uno de los sitios más visitados es el “Mercado de Cuernavaca”, uno de los primeros lugares con el concepto de ubicar varias propuestas de lugares para beber y comer o botanear en un solo lugar tipo terrazas o locales pequeños. Aquí encontrarás desde bares de especialidades, cócteles como mojitos, tinto de verano, clamatadas, cervezas artesanales, el famoso poseidón y en comidas la variedad va desde pizzas, tacos, comida callejera tipo argentina como los deliciosos choripanes, comida mexicana, alitas, nachos, hot dogs, sushi, comida vegetariana, entre otras. 

Para aquellos valientes que les gusta el mezcal, les recomendamos La Mezcalería La Negra, aquí el mezcal es el rey y tienen toda clase de mezcales para probar. Su barra ofrece cocteles especiales como el tónic y la malinche; también cuentan con platillos para acompañar tus bebidas. Los fans del lugar lo califican como un lugar con muy buen ambiente, buena música de fondo, para pasar un buen momento platicando... y como dice un letrero que tienen colgado: “En la vida hay que tomarse todo con calma, sobre todo si es mezcal”.

A lado del Mercado de Cuernavaca se encuentra La Morita Churrería, un lugarcito muy acogedor donde se sirven desayunos, pero la especialidad son los churros, aquí puedes pedir tu orden de churros recién hechos con un rico chocolate tradicional o chocolate español (que es un poco más espeso) o el chocolate francés (que tiene un toque de vainilla). También tienen una opción del churro helado que es delicioso y se trata de un helado que en lugar de cono de galleta tiene un cono hecho de churro. 

Una de las más famosas Pozolerías en Cuernavaca es “El Barco”, con una tradición de más de 60 años en Morelos; es un restaurante familiar donde no sólo la especialidad es el pozole, también sirven desayunos y comida mexicana. El restaurante cuenta con mesas al aire libre y en interiores. Como todos los restaurantes de esta calle, su estructura es como una pequeña casa con patio, lo cual lo hace tener un aire muy acogedor y tranquilo, ideal para pasar un buen momento con la familia. Los comensales recomiendan el pozole, que aquí en Morelos se come acompañado con tacos dorados, queso y crema; así como las tostadas de pollo y las chalupas.

Y por último, ya llegando al extremo de calle, está Bons Café, que además de ser cafetería, ofrece un amplio menú de desayunos y comidas. Los sábados hay desayunos buffet que van variando cada semana, además de que cuenta con una gran variedad de panadería, tartas, pays y pasteles para acompañar con tu café favorito.

 

Si un día estás de paseo por el centro de Cuernavaca y no sabes qué visitar o dónde comer, no te olvides de pasar a la calle de comonfort, con muchas opciones para todos los gustos en una sola cuadra. 

OTRAS EXPERIENCIAS, QUE PUEDEN SER DE TU INTERÉS