Home / Turismo gastronómico / Experiencias/ ¿Dónde comer pozole en Cuernavaca? 6 de las mejores pozolerías en la ciudad
La disponibilidad y horarios de los destinos y recintos aquí publicados, puede variar debido a la contingencia sanitaria. Asegúrate de consultar sus páginas oficiales previo a tu visita.

¿Dónde comer pozole en Cuernavaca? 6 de las mejores pozolerías en la ciudad

 

Alguna vez te has preguntado ¿de dónde viene el pozole? Este delicioso platillo aclamado por oriundos y extranjeros tiene una historia que se remonta a los tiempos prehispánicos como muchas de nuestras comidas que hoy en día son parte de la cultura gastronómica mexicana. 

El pozole nunca ha sido una comida “común” y desde que se tiene conocimiento, este platillo era ofrendado a los dioses y la realeza. Se dice que al emperador Moctezuma se le ofrecía este platillo que compartía con los guerreros y sus familias, ya que se preparaba con granos de maíz cocido con carne humana, proveniente de los guerreros capturados en batallas o los que eran capturados para ofrecerlos en sacrificio a los dioses. Todos los que lo comían tenían un sentido de profundo respeto y sobre todo sentían que la fuerza del guerrero pasaba a través de la comida a ellos. 

 

“Cuenta la Leyenda que en marzo de 1530, luego de vencer a los indígenas, el conquistador español Nuño Beltrán de Guzmán, entró a Tonalá donde fue recibido por la Itzoapilli Tzapotzintli y sus cortesanos, con danzas y un suculento pozole. Dicen que acercándose don Nuño Beltrán de Guzmán a la olla pozolera, vio que en el maíz había restos humanos inconfundibles, por lo que iracundo echó mano a la espada y quebró de un tajo la olla de arriba abajo, conminando a la reina y tonaltecas a ya no comer carne humana” (El sabor que somos, Castro, Núñez, y Corona 2006 - p.30)

Después de la evangelización a los indígenas, la tradición de comer pozole se siguió manteniendo como el anuncio de la cosecha del maíz que se daba en septiembre, pero los españoles cambiaron la carne humana por carne de cerdo y le echaron especias. El maíz con el que se hace el pozole es conocido como cacahuacintle, que es una variedad de grano blanco que se cultiva principalmente en el centro del país. Su preparación requiere de cierto proceso que las mujeres indígenas conocían muy bien y que dicho conocimiento se fue pasando de generación en generación, la herencia que lleva consigo encierra una profunda conciencia de nuestros antecedentes y costumbres. Al maíz crudo se le echa cal para que el proceso de “nixtamalización” ocurra, de hecho el nombre de pozole viene de la palabra náhuatl “pozolli”, que significa "espumoso" y es que con la cal comienza a tener una reacción química que hace que el maíz eche espuma, eliminando así la fibra cruda del grano y la lignina que es tóxica.

El pozole es un plato de fiesta y celebración, siempre que hay pozole significa que hay algo que festejar; y cuando no es precisamente un festejo, existen los restaurantes especializados que preparan este platillo para que puedas degustar en cualquier momento del día, ya que es perfecto como desayuno, comida o cena. Aquí en Morelos hemos adoptado la costumbre que viene de Guerrero, del famoso "jueves pozolero". Cabe mencionar que cada región ha ido personalizando su pozole, agregando ingredientes que lo hacen aún más delicioso según cada gusto. 

En Morelos acostumbramos mayormente el pozole blanco, pero también en algunas regiones se come el rojo, que lleva en su preparación una salsa hecha de chile guajillo. Lo acompañamos con tacos dorados de papa en lugar de tostadas, al caldo se le agrega aguacate, rábanos, limón y orégano, en algunos casos lechuga. Sin embargo, hay personas que les gusta agregar además chicharrón, incluso hasta un huevo duro.

 

Y ahora sí, después de este recorrido por la historia, les dejamos nuestras 6 mejores recomendaciones de dónde comer pozole en Cuernavaca.

 

Pozolería El Barco

Una de las más famosas Pozolerías en Cuernavaca es “El Barco”, con una tradición de más de 60 años en Morelos; es un restaurante familiar donde no solo la especialidad es el pozole, también sirven desayunos y comida mexicana. El restaurante cuenta con mesas al aire libre y en interiores. Se encuentra ubicada en el centro de la ciudad en la calle Comonfort y el lugar es como una pequeña casa con patio, lo cual lo hace tener un aire muy acogedor y tranquilo, ideal para pasar un buen momento con la familia.

 

Pozolería La Flor del Maizal

Es un sitio pequeño ubicado en la calle de Francisco Zarco 11, en el centro de la ciudad. Los comensales lo recomiendan por su sabor, buenas porciones, precios accesibles y porque sirven muy ricos tacos dorados de papa, sesos o requesón, como acompañamiento a tu plato de pozole. También puedes ordenar tostadas de pata.

 

Pozolería Los Taxqueños

Es un lugar sencillo de ambiente familiar donde sirven pozole blanco, rojo y verde. Con tu orden de pozole te sirven tacos dorados, chicharrón y aguacate y como digestivo al final, te sirven un tarrito de mezcal. También puedes encontrar otros platillos típicos como tostadas, enchiladas y postres. Este lugar está ubicado en la calle Geranio 72 en la Colonia Vicente Guerrero, Cuernavaca.

 

Pozolería Angelita

Un lugar pequeño y sencillo, pero de mucha tradición de barrio, su fundadora, Angelita, estableció la sazón única de este lugar que la gente conoce y que ha sido fiel comensal desde hace más de 50 años. Sirven pozole blanco con tacos dorados y aguacate, también podrás encontrar tostadas de pata. Se encuentra ubicado en la calle de Guerrero 78 en el Centro de Cuernavaca.

 

Tacotitlán

Es un restaurante de antojitos mexicanos en los que destaca el pozole. Ubicado en la avenida Plan de Ayala 347, en Cuernavaca. Es un lugar que cuenta con estacionamiento propio. Sirven pozole blanco y rojo, acompañado de aguacate, chicharrón, tostadas, lechuga y rábanos. Los martes y los jueves tienen promociones especiales donde te incluye un tarrito de mezcal. En su menú también ofrecen tacos, quesadillas, gringas, tortas gigantes y cortes de carne.

 

Casa Paji

Un restaurante especializado en la comida guerrerense y por ende, el pozole es una de sus especialidades. Tienen pozole blanco, rojo y el tradicional mole verde de Guerrero. Entre otros platillos podrás disfrutar las tostadas Tixtlecas, fandango Guerrerense, sopa de tortilla, chiles en nogada, etc. Ubicado en un lugar escondido, lo que lo hace tranquilo con una decoración muy pintoresca y acogedora. Cuenta con mesas al aire libre, se encuentra en la calle Chilpancingo 206 en la colonia Vista Hermosa.

OTRAS EXPERIENCIAS, QUE PUEDEN SER DE TU INTERÉS