Home / Que hacer / ¿Qué hacer en El Cerro del Tepozteco? Un lugar de naturaleza, historia y misticismo.
La disponibilidad y horarios de los destinos y recintos aquí publicados, puede variar debido a la contingencia sanitaria. Asegúrate de consultar sus páginas oficiales previo a tu visita.

¿Qué hacer en El Cerro del Tepozteco? Un lugar de naturaleza, historia y misticismo.

Enmarcando el místico Pueblo de Tepoztlán en Morelos, donde nace la Serpiente Emplumada, se eleva a unos 2,300 metros sobre el nivel del mar, el enigmático Cerro del Tepozteco. Pese a que el recorrido es bastante largo y sinuoso, la punta del Tepozteco no es inalcanzable, de hecho, descubrirás que el esfuerzo habrá valido la pena cuando descubras el tesoro que te espera al final del trayecto: buena vibra y espiritualidad que rodea al lugar.

 

A tu llegada...

Al llegar al Pueblo Mágico de Tepoztlán, a tan solo 2 horas de la Ciudad de México, donde se conjugan la historia prehispánica y el esoterismo, podrás encontrar un sinnúmero de lugares espirituales y terapéuticos para sanar el cuerpo y la mente como rituales con baño de temazcal y medicina alternativa en sus bellos hoteles y spas, que bien vale la pena considerar en un viaje de fin de semana. 

Ya en el centro de Tepoztlán, deberás dirigirte y recorrer la calle “Del Tepozteco” donde a tu paso podrás encontrar tiendas, artesanías y restaurantes, hasta llegar a la Cruz de Axitla, un lugar muy emblemático donde según la leyenda fue convertido a la fe católica el Rey Tepuztecatl, a través del bautismo por Fray Domingo y que además es referencia para la festividad del Reto al Tepozteco, pues en ese punto, es en donde comienza el recorrido.
 

Durante el recorrido...

La subida al Cerro del Tepozteco puede durar 90 minutos y exige mucha condición física, tanto por lo ascendente como por el clima húmedo, así que deberás contemplar llevar agua (cuando menos un litro), calzado deportivo, una toalla pequeña, alguna fruta y muchas ganas de llegar a la cima. ¡No es imposible! Incluso, te sorprenderá la cantidad de personas que se animan a subir, de cualquier edad y condición.

Al ir subiendo, encontrarás escalinatas muy estables y otras no tanto, debido a la erosión, ya que en época de lluvias se forman pequeñas cascadas; trata de caminar con precaución. Conforme avances, descubrirás que la experiencia y la vista lo valen todo, además de darle a tus pulmones un respiro de aire puro.

No es muy recomendable llevar a tu fiel amigo de 4 patas, en lugar de eso, disfruta de la compañía de coatíes que harán tu recorrido muy ameno, así como de algún gato silvestre y la agradable compañía de los visitantes.

 

¡Lo lograste!

Puedes estar agotado pero el magnetismo que emana el lugar es impresionante; una vez en la cima, deberás subir 13 peldaños que representan los cielos del universo para llegar a la cumbre del Tepozteco. Desde el templo, construido en honor a Ometochtli Tepoztécatl “Dios del Pulque” y que simboliza la fertilidad y las buenas cosechas, podrás admirar el paisaje rodeado de una paz absoluta, con espectaculares vistas de las montañas sagradas y el inigualable panorama del Pueblo de Tepoztlán. ¡Definitivamente es un recorrido de aventura y conocimiento!
 

Y en el descenso...

Una vez recargado de energía y vitalidad, y de haber experimentado esa conexión con la naturaleza y nuestros antepasados, el regreso es reconfortante pero no menos arriesgado, pues la cuesta abajo requiere de concentración y cuidado.

Subir muy temprano por la mañana es lo ideal, esto te permitirá disfrutar de las típicas nieves, elotes, panes artesanales, platillos tradicionales y los peculiares puestos de artesanías del pueblo que te esperan abajo al finalizar tu recorrido.

 

Si eres un apasionado del senderismo, de las actividades al aire libre y de los hermosos paisajes, ¡el Cerro del Tepozteco es una gran opción en tus próximas vacaciones!