Home / / Experiencias/ La Leyenda de la Dama de los Espejos
La disponibilidad y horarios de los destinos y recintos aquí publicados, puede variar debido a la contingencia sanitaria. Asegúrate de consultar sus páginas oficiales previo a tu visita.

La Leyenda de la Dama de los Espejos

Una historia desde el Cementerio de La Leona en Cuernavaca

 

Los panteones o camposantos como también son conocidos, son lugares que de día pueden parecer tranquilos y llenos de paz, sin embargo hay algunos cementerios (sobre todo los más antiguos) que por las construcciones de sus tumbas y altares, suelen ser tenebrosos y sombríos. De acuerdo al presupuesto de cada familia, antiguamente se construían criptas o mausoleos tan detallados como fuera posible, algunas parecen pequeñas casitas donde se pueden ver figuras de santos, ángeles, floreros y demás.

 

Estos sepulcros no son solo repositorios de los restos mortuorios de las personas que ya no están en este mundo, algunos de estas tumbas guardan historias de terror antiguas que nos pueden poner la “piel de gallina” como popularmente decimos cuando algo nos da mucho miedo.

 

Una de esas leyendas proviene de una tumba muy peculiar que se encuentra en el panteón de La Leona, ubicado en la colonia “la Carolina”, dado que es una de las que más sobresalen por su decoración tapizada de espejos y rodeada de columnas con algunas figuras de ángeles, imágenes religiosas y hasta una estructura que cubre el mausoleo con un techo de cristales. 

Esta tumba pertenece a Josefa Saldaña, una bella dama que sobresalía por su belleza con una hermosa cabellera, se dice que le gustaba de pasar horas cepillándose y admirándose en cualquier espejo que encontrara, tal era su vanidad que cuando se enteró de que tenía una enfermedad terminal, le dijo a su esposo que estaba muy enamorado de ella, que cuando muriera la enterrara en una tumba llena de espejos, acompañados de sus joyas.

Su marido cumplió la promesa, cuando ella falleció mandó construir esta bella tumba que en su momento brillaba por su encanto, igual que su mujer en vida. Sin embargo, lo realmente tenebroso comienza a través de los relatos de las personas, mismas que cuentan que esta mujer sale de su tumba casi siempre en Día de Muertos o en su aniversario luctuoso; y que además sigue conservando su belleza, por lo que logra engañar a los choferes de los taxis que toma al salir del panteón a altas horas de la noche para ir a su antigua casa con su marido.

Una de esas noches, un taxista subió a la bella dama sin saber que era el fantasma de Josefa y cuando llego a su casa, la mujer le dijo que su esposo saldría a pagar el viaje, pero dado que nadie salió, bajó a tocar la puerta de la casa y un hombre de edad avanzada, al abrir, le dijo que aquella mujer había sido su esposa, pero que ella había muerto hace mucho tiempo. 

 

Cuentan que este infortunado hombre murió días después del susto que le provocó lo que había experimentado esa noche. A algunos otros les ha tocado la mala suerte de llevar a la mujer de regreso al panteón y al llegar a la puerta, desaparece del interior del taxi, asustando a más de uno. 

¿Cuántas más historias guardaran los camposantos? En el Día de Muertos, algunos se convierten en lugares que se llenan de luz y de color, ya que en Morelos como en muchas otras partes de la República, se acostumbra visitar las tumbas de los seres queridos y se adornan con flores. En muchos lugares como Tepoztlán y Ocotepec, se hacen grandes festejos con música, se les lleva comida, velas, inciensos, cempasúchil... todo para convivir con nuestros familiares que llegan de visita según la creencia; y en esas pocas horas de la noche, podemos estar juntos de nuevo, recordando los buenos momentos, para luego despedirlos y que regresen al mundo de los muertos donde descansan por toda la eternidad, aunque quizá, algunos prefieren quedarse y seguir aquí entre nosotros.

 

Conoce más sobre nuestras tradiciones y descubre cómo celebramos el día de muertos en Morelos en el Festival Miquixtli.

 

OTRAS EXPERIENCIAS, QUE PUEDEN SER DE TU INTERÉS